¿Qué es un Centro de Proceso de Datos, Data Center o CPD?

¿Qué es un Centro de Proceso de Datos, Data Center o CPD?

Todas las empresas del sector informático han oído hablar de los CPD o Centros de Proceso de Datos (también se les conoce como Data Center, o incluso Centros de Informática). Pero…

¿Qué es un CPD o Data Center?

Se podría decir que es el lugar donde se encuentran los equipos informáticos necesarios para el proceso y mantenimiento de la información, sensible o no, de una empresa. El tamaño puede variar desde pequeños espacios hasta grupos de edificios. Lo más habitual es ocupar grandes espacios o salas.

Contienen una gran cantidad de equipos informáticos y componentes electrónicos que hacen posible el almacenamiento y procesamiento de la información. Es por ello que se debe prestar especial atención a estas instalaciones, principalmente en sus características de temperatura y refrigeración. Están construidos para garantizar la continuidad de los servicios o gestionar la información clave para la empresa.

Los bancos un buen ejemplo

Estos cuentan con Centros de Proceso de Datos, propios, ya que la seguridad de la información es algo prioritario dado el nivel de datos confidenciales que manejan.

¿Para qué sirve un CPD?

En la era del Big Data, la computación en la nube o el espionaje internacional de datos, las cuestiones sobre hacking han vuelto a aparecer en la agenda de los responsables de seguridad informática y TI. Intentaremos explicarte qué es un Data Center o un centro de datos y los requisitos de seguridad que debe cumplir.

Hoy en día, el fallo del sistema informático central, el ataque de piratas informáticos o la pérdida de datos importantes pueden dañar las operaciones de la empresa a largo plazo. Por lo tanto, en la era de Internet, el Centro de Procesamiento de Datos (PCD) se ha convertido en una fortaleza bien protegida. Cada empresa almacena la riqueza más valiosa: aplicaciones de software únicas, fórmulas valiosas y dibujos de diseño e información detallada sobre los clientes.

Características y aspectos básicos que debe cumplir el CPD (Centro de Proceso de Datos)

Los CPDs se componen de elementos muy delicados que requieren seguridad y mantenimiento constante. En cualquier caso, deben cumplir con algunos aspectos básicos.

Planificación

El CPD deberá ser diseñado en conjunto de varios especialistas, que trabajarán en conjunto para que el rendimiento del Data Center sea óptimo. Entre los profesionales sobre los que recae gran responsabilidad, deberán realizar estudio y la ejecución del proyecto, encontramos a los ingenieros informáticos especialistas en redes y a empresas de climatización como PROINTER.

Auditoría técnica

Incluye un estudio detallado de todos los elementos de la DPC y su estado. Necesidad de proporcionar suficientes informes de confianza y usabilidad. Como dijimos antes, esto nos permitirá obtener continuidad y calidad de servicio.

Mantenimiento

Como todas las instalaciones de precisión en una empresa, uno de los servicios más importantes a considerar es el mantenimiento. El correcto funcionamiento de la infraestructura dependen de forma directa del mantenimiento y optimización continua, esto evitará posibles averías o desastres. La prevención es la máxima prioridad, cuando hablamos de información crítica.

Refigeración

La parte más importante junto con el mantenimiento, es asegurar una temperatura lo más baja posible, sin generación de humedad, para que las máquinas trabajen a máximo rendimiento. Los CPD son un tipo de instalación especial que requiere de unas características técnicas altamente complejas.

Limpieza técnica

La limpieza es un aspecto prioritario, por lo que la normativa vigente recomienda medir el polvo y las partículas dntro del CDP al menos de forma continuada. Los datos obtenidos determinarán si es necesaria una limpieza técnica. Esta limpieza debe ser realizada por profesionales. Si no opera de esta manera, correrá el riesgo de contaminar la habitación, lo que provocaría fallos en los sistemas del CPD, pudiendo incluso romper la instalación.

La acumulación de polvo en la habitación puede hacer que el equipo se sobrecaliente y funcione mal, e incluso bloquee los filtros y obstruya la circulación del aire.

Instalaciones a prueba de terremotos

Todos los componentes electrónicos se ven gravemente afectados por la vibración disminuyendo su rendimiento. Pero no solo los provocados por seísmos. Instalaciones cercanas a vías de tren, aeropuertos, carreteras o los propios equipos de refrigeración y ventilación pueden dañar el sistema CPD. Para evitar estos problemas, debemos tener en cuenta soluciones antivibratorias o antiseísmos.

¿Cómo funcionan los CPD?

Pero, en los CPD de los que estamos hablando, ¿cómo es la estructura del centro de datos? La infraestructura necesaria el funcionamiento de un Data Center se compone normalmente de elementos básicos como racks, fuentes de alimentación, refrigeración y software DCIM (Data Center Infrastructure Management), y se utiliza para la monitorización continua de sistemas de Tecnología de la Información.

En los DPC, los componentes técnicos (como los sistemas de enfriamiento, el suministro de energía, garantía de continuidad y los dispositivos de extinción de incendios, están separados del sistema de TI activo de forma física.

Los componentes TI activos incluyen, por ejemplo, servidores, componentes de red y sistemas de almacenamiento.

El rack de un CPD es equivalente a la biblioteca en la sala de estar. Estos “armarios” pueden tener hasta 2,20 m de altura y contienen componentes estándar de 19 pulgadas que albergan componentes de TI como servidores y componentes de red. El estante más ancho incluye ranuras laterales para colocar los cables y fuentes de alimentación de alto rendimiento.

Seguridad ante accidentes del CPD

Para hacer viable una operación segura y continua, del centro de procesamiento de datos. Este, se equipa con soluciones de refrigeración, climatización, frio y aire acondicionado específicas para CPD y centros TI, sistemas de alimentación ininterrumpida (UPS o SAI), sistemas detección de gases, humo, e instalaciones contra incendios.

Por lo general, estos sistemas se instalan de forma redundante para aumentar la disponibilidad operativa en caso de fallo. Los SAIs pueden compensar cortes de energía a corto plazo y compensar fluctuaciones de voltaje y frecuencia, que pueden dañar a los equipos y sistemas de TI sensibles. En caso de un corte de energía, la batería recargable de los SAI o UPS suministran energía de emergencia a los equipos, para realizar backups de seguridad.

Cuando deban resolverse cortes de energía de larga duración, los generadores de emergencia se harán cargo de la generación de energía: los grandes centros de procesamiento de datos usan motores diésel como generadores de emergencia, y estos a su vez tienen reservas de combustible que los pueden hacer funcionar durante varios días. El software DCIM asume la monitorización de todos estos componentes.

La aplicación monitoriza todos los sensores de los componentes técnicos y equipos informáticos de la sala, y organiza claramente los parámetros más importantes en la pantalla de resumen, similar a un tablero de mando. Esto permite a los administradores de sistemas, ver de un vistazo si su centro de datos está funcionando correctamente y sin problemas.

 

Aproximadamente el 50% del consumo de energía del Centro de Datos CPD se utiliza para infraestructura, principalmente para el SAI y la refrigeración. La energía consumida por el sistema energético se convierte en calor, que debe ser expulsado por los sistemas de ventilación fuera del CPD de una forma óptima.

Esta es una tarea difícil y compleja: existen varios métodos como el enfriamiento por aire, el enfriamiento por líquido o el enfriamiento adiabático. Además, la zona climática en el centro de procesamiento de datos, como el intercambiador de frío/calor, mejora la eficiencia de enfriamiento.

La eficiencia de enfriamiento también se puede mejorar aumentando la temperatura del aire permitida de los equipos de TI (recomendada hasta 27 ° C), ya que esto puede maximizar el enfriamiento libre o indirecto de los componentes.

Sistemas informáticos de protección en un CPD

Independientemente de las necesidades de la red como la flexibilidad, la eficacia o la accesibilidad ante cualquier situación, que influyen de forma directa en la rentabilidad económica del centro de datos, NUNCA se debe escatimar en su seguridad. La protección de los datos y la seguridad física de los equipos informáticos son los principales aspectos a proteger y definen el equipo del centro de datos CPD. Además, se recomienda utilizar un sistema integrado de alarma contra incendios, así como un sistema de control de acceso y advertencia de robo.

Los CPD deben protegerse de dos formas: por un lado, llevan los datos importantes de la empresa, como los datos contenidos en correos electrónicos, software y aplicaciones informáticas; por otro lado, están compuestos por numerosos componentes informáticos. Ambos deben estar protegidos por medidas de seguridad adecuadas para garantizar la disponibilidad operativa y la integridad y confidencialidad de los datos procesados. Por ejemplo, se utilizan soluciones de software como firewalls, antivirus y sistemas de detección de intrusos para proteger datos y servidores. Estos sistemas detectan virus y ataques de piratas informáticos en su propia red de datos. Además, el cifrado de datos a nivel de red y archivos también le permite evitar actividades de piratas informáticos.

¿Qué es mejor alquilar o crear un CPD?

Cuando una empresa no tiene suficientes expertos en TI para garantizar la operación segura y la alta disponibilidad de todo el CPD, puede subcontratar ciertos servicios de TI. Por lo tanto, los gerentes de TI ahora pueden recurrir a diferentes modelos operativos y soluciones de outsourcing, reduciendo así sus propios requisitos de CPD. Desde la subcontratación clásica de servidores y aplicaciones hasta la integración de servicios de TI externos basados en la nube, se pueden encontrar todas las combinaciones posibles. La ventaja es que, si la empresa compra servicios de computación en la nube de un proveedor externo, la empresa ya incluye todos los servicios de seguridad, como protección antivirus, actualizaciones y copias de seguridad, con un ahorro considerable de costes.

La creciente demanda de alta disponibilidad operativa hace parecer que en muchos casos se requiere una modernización integral o incluso la construcción de nuevos centros de datos. Especialmente en edificios antiguos, a veces ya no es necesario renovar los componentes necesarios para el suministro de energía, el aire acondicionado y la seguridad de acceso.

Tienes más dudas consúltanos

    Email*

    Preguntanos