✅ Consejos para una buena ventilación de restaurantes 🍽 y bares 🍻

✅ Consejos para una buena ventilación de restaurantes 🍽 y bares 🍻

MEDIANTE VENTILACIÓN NATURAL O MECÁNICA Y SOPORTE DE FILTROS HEPA

Después de la situación pandémica que hemos pasado por la Covid-19, el riesgo de la transmisión de virus, como el Coronavirus, a través del aire aumenta si no se aplican las normas y recomendaciones establecidas por las Autoridades Sanitarias.

Entre las recomendaciones, tenemos: aforos adecuados a los metros disponibles, distanciamiento social, uso de mascarillas, lavado frecuente de manos, limpieza y desinfección de los espacios comunes.

Por ello, en los establecimientos de hostelería, se deben darse prioridad de todas estas medidas, ya que al no utilizar mascarilla el riesgo de contagio aumenta, en dichos espacios.

Ahora que todas las comunidades han permitido, a este dañado sector, volver a una actividad casi de normalidad. Permitiendo mantener abiertos bares y restaurantes con aforos ampliados y horarios, hasta casi la media noche en toda España.

Con tal motivo, veamos que debemos tener en cuenta y valorar, a la hora de ventilar un local de restauración, para que estén bien ventilados.

¿CÓMO SABER SI LA VENTILACIÓN DEL ESTABLECIMIENTO ES ADECUADA?

Es recomendable, que sea una empresa certificada quien realice la valoración. Ya que se debe hacer una medición inicial de las condiciones de ventilación disponibles teniendo en cuenta el uso previsto, metros y número de personas, que habrá en el interior del local.

Con ello, se comprobará si es suficiente para alcanzar los criterios de renovación establecidos y si el sistema de ventilación instalado, ya sea natural o forzado, cumplen para mantener el recinto ventilado correctamente.

 CÓMO AJUSTAR LA VENTILACIÓN EN EL ESTABLECIMIENTO

Para lograr una ventilación adecuada se deben seguir estos pasos:

  1. Identificar el tipo de ventilación disponible en cada estancia del establecimiento: natural, mecánica o
  2. Valorar si con el aforo máximo permitido, podemos alcanzar los valores de CO2 recomendados: para ello será necesario realizar mediciones o cálculos.
  3. Si los resultados obtenidos son insuficientes, deberemos realizar ajustes:
    • Modificar o complementar la ventilación.
    • Modificar el uso de las instalaciones (horarios, aforos).
  4. Estos ajustes deben garantizan las renovaciones de aire recomendadas.
  1. Una vez conseguidos los niveles deseados, se deberá planificar un mantenimiento, con el fin de mantener los sistemas de ventilación en óptimas condiciones.
  2. Se deberán registrar y documentar las actuaciones realizadas, así como los niveles de CO2, en el establecimiento.
  3. El nivel de CO2 deberá ser visible en la entrada y en el interior para todas aquellas personas que deseen acceder o se encuentren en el recinto, conozcan en todo momento la calidad del aire del local.

En cuanto a la cuestión del tipo de ventilación, tanto las Autoridades Sanitarias, como las Asociaciones del sector de calidad del aire interior y los de Ventilación y Climatización.

Proponemos que la ventilación natural es la mejor medida, la más sencilla y eficiente para reducir el riesgo de contagio por aerosoles, pero se proponen los sistemas complementarios como la ventilación mecánica o de soporte como los purificadores de aire con filtros HEPA.

TIPOS DE VENTILACIÓN

Ventilación natural

Consiste en aumentar la renovación de aire interior con aire exterior, abriendo ventanas y/o puertas para provocar un flujo de aire limpio.

Todos los locales disponen de ventilación al exterior al menos en la entrada. Lo ideal es que dispongamos de dos entradas de aire en el local para tener corriente.

La capacidad de renovación del aire mediante ventilación natural depende de muchos factores: tamaño y situación de ventanas, la configuración del edificio, la temperatura externa, el viento…

Lo ideal es que la ventilación sea cruzada, es decir, abriendo puertas y/o ventanas opuestas de manera que se facilite la renovación total del aire de la estancia.

La ventilación es aún mejor si están opuestas en diagonal (aunque esto provoque incómodas corrientes de aire).

Cuanto más tiempo estén las ventanas abiertas y con mayor frecuencia, mejor será la renovación del aire. “No obstante, con las bajas temperaturas, se pueden diseñar pautas que proporcionen la renovación recomendada sin tenerlas abiertas de forma continua”.

Para determinar el tiempo y frecuencia de apertura de ventanas y puertas, se puede partir de unas pautas generales (por ejemplo: ventilar 30 minutos antes y después del uso de los locales), siendo imprescindible comprobarla en cada caso concreto para hacer los ajustes necesarios.

“Es recomendable realizar las primeras pruebas con el apoyo de un medidor de CO2 para comprobar el nivel de ventilación”.

Ventilación mecánica o forzada

Consiste en la renovación del aire mediante sistemas forzados de ventilación y/o climatización, que suministran aire exterior y expulsan aire interior, pudiendo incorporar dispositivos de filtración del aire interior en algunos casos.

Muchos de los establecimientos comerciales y de restauración tienen instalados sistemas mecánicos de ventilación que aportan aire del exterior para evitar que la concentración de contaminantes supere los valores que se establecen en la normativa.

Pero, debemos advertir que, aunque el sistema implantado en el establecimiento se haya instalado conforme a la legislación vigente, se deberá aumentar su potencia de trabajo, forzando la entrada exterior al 100% con el fin de evitar el riesgo de contagio de Covid-19 por aerosoles.

Purificadores de aire (filtros HEPA)

Son unidades portátiles equipadas con filtros HEPA (filtro de partículas de aire de alta), que se ubican en los espacios a tratar para filtrar el aire que se pretende mantener limpio.

Estos dispositivos actúan como apoyo a los sistemas de ventilación, antes mencionados, y nunca como sustitutos de estos.

“Se recomienda escoger un filtro HEPA de categoría H13 homologado UNE 1822.”

Mediciones

En la ventilación natural y mecánica deberán instalarse medidores CO2. Su nivel aumenta en los espacios cerrados al aumentar el número de personas presentes y el tiempo de permanencia.

Un registrador de CO2, es un pequeño dispositivo que guarda un histórico de los niveles de CO2 del lugar, el cual se recomienda para cumplir la norma, este indica el número de partes por millón de CO2, siendo lo óptimo 450ppm.

Por lo general, se recomienda no superar 900 ppm (partes por millón) de CO2. Si supera este valor, debería aumentar la frecuencia de ventilación.

Consigue con PROINTER un estudio de niveles de CO2 y renovaciones de aire, por la compra de tu medidor de CO2 NDIR, controlar la calidad de aire interior en el interior de tu negocio, nunca fue tan fácil.

VISIVILIDAD DE LOS NIVELES DE CO2, SEGÚN EL RITE

Hasta ahora los lugares de publica concurrencia debían mostrar de forma pública la temperatura y la humedad relativa, a partir de ahora deberemos informar del nivel de CO2. Por ejemplo, en:

  • Oficinas o cualquier puesto de trabajo
  • Espacios comerciales como bares, restaurantes y tiendas
  • Centros de formación como colegios y aulas en general
  • Espacios de reunión y salas de espera
  • Gimnasios y centros deportivos

Nuestro dispositivo es capaz de mostrar dichos datos a través de pantallas, con una presentación sencilla y elegante.

TIENES ALGUNA DUDA, CONSÚLTANOS

    Email*

    Preguntanos